• Stefanie

Mandela y por qué pienso que fue valioso para nuestra humanidad.

Actualizado: 18 de jul de 2018


Foto tomada de Pinterest. No pude encontrar el autor de la foto.

Hoy es el día de Mandela o Madiba (así se le llamaba respetuosamente). Se celebra hoy porque sería su cumpleaños. En el 2013 viajé a Sudáfrica luego de haberme devorado por primera vez un libro tan largo: El largo camino hacia la libertad. Cuando lo compré, pensé que no me lo terminaría. (Tengo un problema con los libros largos. A veces siento, erradamente, que nunca voy a acabar y me tiendo a desesperar). Pero con este libro, algo pasó. No quería que se acabara. Su historia de vida me pareció fascinante, llena de ejemplos de cómo realmente poner nuestra propia vida en perspectiva. Me hizo entender y re-evaluar una frase que un profesor estadounidense alguna vez nos dijo en el colegio: "whoever told you life was easy, lied to you." Pero imagínense cuando tu vida se dificulta sólo por tu forma de pensar o tu forma de ser y cuando lo que te está llevando a los problemas tiene un contexto mayor: impactar a la humanidad. ¡Qué presión!


Mandela fue un activista político sudafricano nacido en 1918 dentro de la familia real Thembu, que luchó casi toda su vida para acabar con la discriminación racial en su país y luego lograr desmantelar el apartheid. Este último era un sistema que sistematizaba la segregación racial en la sociedad. Es decir, blancos por un lado, negros por el otro. Mejores tierras para los blancos, tierras apartadas para los negros. Colegios para los blancos y otros muy distintos para los negros. En fin. Un desastre humano en todo el sentido de la palabra. Al final, luego de 30 años encerrado en una cárcel, sin contacto con el exterior, se convirtió en el primer presidente negro de su país. (El 70% del país es de raza negra - ¡no son ni fueron minoría nunca!) Además, imagínense lo que logró representar, que a los 4 años de haber salido de la cárcel, quedó electo presidente. ¡Mucho poder! En el libro queda clara su personalidad fuerte y decidida pero al mismo tiempo respetuosa y calmada. Todo un personaje para analizar y nuevamente, encontrar los paralelos en nuestras propias vidas.


Recibió un gran reto. Unir a un país históricamente polarizado. Unir dos razas. Dos historias. Pero su personalidad, su forma de hablar y su ejemplo como un personaje resiliente, lograron que el país pasara la hoja (aunque no del todo - el racismo cuando está enconado en el corazón de una persona, es difícil de destruir). Hoy en día Sudáfrica es un país multiétnico con los problemas normales de un país en vía de desarrollo. Deben mejorar sus índices sociales, la corrupción es rampante, parece ser que la gente no confía en sus instituciones, hay robos, atracos, y en general, desigualdad social visible. Muy visible. Pero es un país en donde se respira paz, la gente emana una tranquilidad difícil de explicar, los paisajes realmente te dejan sin palabras (otra vez vuelves a poner todo en perspectiva cuando te paras en la playa de Camps Bay y observas la inmensidad del mar o cuando observas a un gran elefante africano tumbar un árbol a 5 metros de dónde estás.)



Mandela es un ejemplo, para mi, de un ser humano valioso que puso el bien común por encima del propio. Algunos dirán que no tenía necesidad alguna de martirizarse, pero, si no hubiera sido él, ¿quién lo hubiera hecho?, ¿hubiera tenido éxito? y ¿sería Sudáfrica un país con algún tipo de potencial?


Yo creo que eventualmente el apartheid hubiera caído, de alguna forma, dirigido por quien fuera. En pleno siglo XXI, para mí, es impensable que un régimen así hubiera podido sobrevivir. Pero qué bello que el mundo quedó con la historia de Nelson Mandela para contar y remembrar. Hoy, en el #MandelaDay deberíamos hablar de él y aprender de su historia. Una gran enseñanza para las nuevas generaciones.



Les recomiendo leer:



Les recomiendo escuchar:


46 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now